WIFI GRATIS
VISITA NUESTRA WEB OFICIAL ENCUENTRA LOS MEJORES PRECIOS Y LAS MEJORES OFERTAS QUE HEMOS PREPARADO PARA TI.
BLOG DEL HOTEL Villa Engracia
Bienvenido a la aventura villa engracia

martes, 30 de septiembre de 2014

VIVE VILLA ENGRACIA

Actividades en Villa Engracia

Ir al Sercotel Hotel y Apartamentos Villa Engracia, no es simplemente hacer turismo rural, es mucho más, de echo, es muchísimo más! Un lugar perfectamente ubicado en una zona plagada de puntos de interés histórico, rodeado de bosques y paisajes vinícolas, incita a pensar que lo único que puedes hacer es visitar ruinas, hacer largos paseos y ver puestas de sol. Pues no es así, bueno, es una opción por supuesto, y muy respetable, pero hay actividades que realmente hacen que el turismo rural, sea una algo más que una opción.



Grandes anfitriones y bloggers en el Hotel Sercotel Villa Engracia


Espeleología

La simple idea de meterse por un agujero, o andar por unas grutas a 50 mts de la superficie, puede poner los pelos de punta a más de uno, y un servidor no es menos. Almorzamos fuerte pero con el "miedo" a que después no podríamos pasar por los huecos, o que nos costaría reptar por los suelos. Sin saberlo, lo que más nos iba a costar era encasquetarnos el traje de neopreno que te dejan para entrar en las cuevas. Apretados y bien equipados, los monitores nos dan las primeras indicaciones, y sabe Dios lo bien que se lo pasan al ver nuestras caras, pues cada indicación que dan, más nos hacen valorar la posibilidad de abandonar...

Nuestra cara al entrar no tiene nada que tienes al salir.


Nuestra cara al entrar no tiene nada que tienes al salir.

Ninguno de los que estábamos ahí, jamás hubiera pensado que sería capaz de meterse donde se metió, que el cuerpo pudiera escurrirse de esa manera, ni de que la oscuridad puede ser tan intensa que la mente fuera incapaz de asimilarla y se esforzara de tal modo que inventara luces donde no las había. En el vídeo  que han realizado nuestros amigos de unmundodeexperiencias.com, podréis ver que la experiencia bien lo vale.


¡Sales realmente orgulloso de la hazaña!

Después de tan increíble experiencia y con la sensación de haber estado más tiempo del que pensábamos, volvimos por donde habíamos venido y el camino, que de ida se había hecho largo y misterioso, a la vuelta se hizo familiar y rápido, incluso disfrutamos de la oscuridad, del agua cristalina y cada pisada que hacíamos. Cabe destacar el gran placer de quitarse el neopreno, y volver a respirar sin presión y la calor que proporciona.






Burricleta,  mucho más que una bicicleta eléctrica


Después de comer como si no lo hubiéramos hecho nunca el abundante menú que tenía listo para nosotros María y Tino del Hotel Sercotel Villa Engracia, descansamos un rato con la mente todavía colapsada por los pensamientos de la aventura de la mañana. Una fugaz siesta reparadora nos ayudó a coger con más ganas lo que nos esperaba esa misma tarde: ¡un paseo en Burricleta!


Nos llegamos a imaginar mil especímenes de cruce de bicicleta y burro. Desde un burro con manillar, hasta una bicicleta con orejas y una cola para espantar las moscas. Pero nada más lejos de la realidad, la burricleta era una fantástica bicicleta con ruedas grandes y dos fardos, que en el corazón de su triangulo central del chásis, alberga una batería que es como la fuerza de los dioses! Descubrimos que su distintivo principal es la asistencia al pedaleo, con lo que cualquier paseo por camino, carretera o senda, por muy arduo o complicado que parezca o en realidad sea, se convierta en una estupenda excursión en la que disfrutar del camino, el paisaje y los parajes de la Conca de Barberá cubiertos de vides mimadas por el sol. Según Joan, el guía que nos acompañaba, andar en burricleta es el momento ideal para distraerse, abstraerse y dejarse llevar por los pensamientos en blanco.
http://burricleta.com/es

http://burricleta.com/es

Así fue! Pedaleamos con la misma ilusión cada minuto, como si el cansancio no formara parte de la excursión. En cierto modo nos dejamos llevar por la burricleta,  por las sensaciones, por la tranquilidad y el sosiego de los campos al atardecer.

Los campos de viñedos nos acompañan durante toda la excursión

Cuando nos dimos cuenta habían pasado dos horas y nuestro cuerpos ni siquiera se resentían, así que decidimos visitar el Monasterio de Poblet, al que se puede acceder con la Burricleta. Entramos en el momento en que los frailes oficiaban su misa de la tarde y la vibración del órgano inundaba la nave principal de la iglesia.

El monasterio de Poblet

Una vez acabó el acto ceremonial, salimos del convento acompañados del trino del Ruiseñor, que justo en esa época llama a las hembras que vienen de las tierras más cálidas para pasar el verano. El camino de vuelta al centro de Drac-Actiu, donde se imparten infinidad de actividades para todo tipo de gustos y actividades, fue de nuevo una experiencia genial. Disfrutábamos de cada golpe de pedal, de la brisa de la tarde, incluso de los baches del camino!

Nos costó dejar nuestras burricletas… En cierto modo les habíamos cogido cariño como si de un caballo se tratara. Todos pensábamos en cuándo podríamos repetir la experiencia y con quien para poder pasar el día de nuevo a “lomos” de una burricleta, dejar vagar la mente entre los campos y caminos de la Conca de Barberá.


Después de estas 48 horas en la Conca de Barberà, me ha quedado demostrada una cosa, que ni el turismo rural es rural, y que las posibilidades son tan amplias y variadas como tu quieras marcar.

 

 

HOTEL VILLA ENGRACIA
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·Les Masies de Pobet, TARRAGONA - España